¿Qué hacemos?

ABA (Análisis de conducta aplicado) es el único tratamiento empíricamente validado para niños con TGD y TEA.

Aplicado, ya que se centra en la aplicación de principios básicos de la conducta a conductas significativas de los niños.

  • Conductual,  se centra en la conducta en sí misma como objetivo del cambio.
  • Analítico, busca identificar las relaciones funcionales entre la conducta y el ambiente.
  • Tecnológico, todos los procedimientos se definen de forma completa y precisa  conceptualmente
  • Sistemático “no hay dos tratamientos iguales, el tratamiento es individualizado para cada niño “ , los procedimientos están ligados y descritos en términos de principios básicos de la conducta,
  • Efectivo, los cambios de la conducta son significativos para los alumnos y sus familias, general, se intentan descubrir procedimientos que puedan ser aplicados a muchos individuos en diferentes lugares (Baer, Wolf y Risley, 1957)    

Por lo tanto, se caracteriza por ser un tratamiento que contempla e interviene en todas las áreas del desarrollo del niño afectadas bien sea por defecto o por exceso. Se diseña un tratamiento individualizado para cada niño y se utilizan principios básicos del aprendizaje.

Para nosotros la mayor diferencia entre ABA y otros tratamientos es que se lleva a cabo un registro diario y minucioso del transcurso de la sesión para poder analizar los avances y las dificultades existentes con porcentajes numéricos y gráficas,  además de conocer las ayudas que se le están dando al alumno para el aprendizaje de cada una de las habilidades  y pautar su retirada. Se utiliza el uso de principios básicos del aprendizaje como herramienta fundamental de trabajo.