- EvaluaciónLa evaluación la realiza el equipo que tratará directamente al alumno, formado al menos por el/la supervisor/a y un/a terapeuta. Antes de la evaluación la familia habrá rellenado una historia clínica facilitada por DABADÁ. La familia puede estar presente si así lo desea, siempre y cuando no se observen alteraciones en la conducta del alumno por su presencia que dificulten la tarea.

No es una evaluación diagnóstica,  sino que  se analizan todos los aspectos del desarrollo para poder diseñar la programación, es decir, los objetivos planteados para el tratamiento.

Trabajamos sobre los síntomas y necesidades del niño.

La evaluación tiene una duración aproximada de 2 a 3 horas en las que se trabajará directamente con el niño y posteriormente se informará a la familia para explicar los objetivos y que los padres puedan expresar sus inquietudes y preocupaciones.

 

- Sesiones: En las sesiones el terapeuta lleva a cabo la programación diseñada en la evaluación y revisada en cada supervisión. La programación es individualizada para cada niño. Se trabajan diversas áreas, como por ejemplo autonomía, lenguaje expresivo, lenguaje comprensivo, problemas de conducta, habilidades académicas, etc.

La terapia ABA es con ratio 1:1, por lo tanto, el terapeuta estará solo con el niño e irá desarrollando la programación mientras registra todo el transcurso de la sesión. En algunas ocasiones se podrá valorar trabajar algunos programas en grupo, por el bien del niño.

Es fundamental encontrar la motivación del niño para reforzar sus conductas con sus intereses favoritos (desde música, juguetes, comida, etc.), ya que es la base del aprendizaje.

 

- Supervisiones: Las supervisiones grupales consisten en una reunión de todo el equipo de trabajo (supervisor y terapeuta/s) con el alumno, para revisar toda la programación puesta en marcha el mes anterior y analizar las dificultades y avances,  estableciendo los objetivos para el siguiente mes.

La supervisión individual consiste en que el supervisor entrará con un único terapeuta  una sesión (o dos) para analizar las posibles dificultades o avances que están existiendo y llevar un control riguroso de la evolución del niño, sin que pasen más de 15 días sin tener un feedback directo de la evolución del alumno.

De esta forma los tratamientos están estrictamente controlados y somos capaces de saber casi a tiempo real si un objetivo planteado está en vías de consecución o si, por el contrario, hay que modificar el programa porque el niño no lo está aprendiendo.

La supervisión siempre la realiza el supervisor del caso. No existe la posibilidad de que circunstancialmente supervise otra persona contratada por Dabadá,  ya que aunque conozca al niño, no ha diseñado la programación y no es especialista en ese caso.

Además de las supervisiones, el equipo de supervisores se reúne habitualmente para comentar diferentes casos y compartir la información de todos los alumnos del centro, de manera que los tratamientos sean lo más interdisciplinares posible, teniendo información de numerosos profesionales.

 

-Formación de familia: La implicación familiar es otra de las variables importantes que inciden en la efectividad del tratamiento, por eso desde nuestro equipo consideramos fundamental el trato y la comunicación con la familia.

La formación de familia la realiza el supervisor con la familia y su frecuencia depende de las necesidades reales. En ella se informa sobre  la evolución de su hijo (avances y dificultades que puedan estar apareciendo), se dan consejos útiles para la vida diaria y se ponen “tareas” para que la familia haga con el alumno en casa. En estas formaciones el supervisor también escucha y atiende las demandas de la familia, es decir, la familia puede y además es muy interesante que le proponga al supervisor programas a trabajar donde encuentre especial dificultad, un ejemplo podría ser la autonomía del niño a la hora de vestirse o ducharse.

Además, todas las familias tienen la posibilidad de estar presentes en las sesiones de trabajo para poder ver directamente qué se está trabajando y de qué manera se abordan diferentes situaciones y aprender así de los profesionales.